viernes, 21 de octubre de 2011

Esperanza...




Y ahí estuve, sentada en uno de los lugares más lindos de este pueblo, no entiendo porque con tanta maravilla no pude sonreír. Esperaba una voz amable, un rostro familiar, alguien que con su presencia me dijera, "estoy aquí". Esperando se fue la tarde, se fue el sol, se fueron lo colores, sólo había una persona allí, pero lamentablemente esta vez, no me pude abrazar a mi misma.

PD: Sólo quería un abrazo, nada más. ¿Cuánto se puede tardar en un abrazo? Que no fue posible.

2 comentarios:

  1. Que bellas fotos amiga, creo que retomare esto del blog.

    ResponderEliminar
  2. He contemplado también ese paisaje llamado esperanzas! Saludos.

    ResponderEliminar